jueves, 14 de noviembre de 2013

jueves, 10 de noviembre de 2011

Validacion

Uno se valida mediante el hecho de dar. No tanto por las cosas que da sino por la actitud en sí misma de dar, de dar lo que se es más que lo que se tiene.

sábado, 28 de mayo de 2011

Mis inquietudes espirituales

Nací en una familia atea, comunista y guerrillera. Me bautizaron porque en 1955 era obligatorio en España. Con año y medio emigramos a Francia donde ya tenía algunos tíos exiliados. Mi educación primaria fue totalmente laica en la escuela pública francesa. Con 13 años regresamos a España, donde mi padre se sentía más útil para luchar contra el régimen franquista. Hacía poco tiempo que ya no era obligatorio el estudio de la asignatura de religión. España seguía siendo católica pero ya se toleraban otras religiones y mis padres tuvieron que certificar que no deseaban que sus hijos estudiaran religión en la escuela. Así me libré de estudiar una maría más y no adquirí la cultura cristiana de mis compañeros. Me sentía diferente, pero no menos por ello. Esa cultura cristiana la iría adquiriendo poco a poco a lo largo de mis años, por puro interés de conocimiento. Para mí no existía más que lo que hay, lo empírico, lo científico. Me interesaba la ciencia, la física sobre todo, lo básico, lo más elemental que explica todo el resto. Así empecé a estudiar ciencias físicas que por avatares políticos y económicos abandoné para trabajar.

Mis problemas neuróticos me acercaron a la psicología y ahí también me interesaba lo básico. Empecé a estudiar psicología y ahí conocí a mi primera novia. Una chica muy maja y católica practicante, aunque muy heterodoxa ella. Iba a misa todos los domingos y yo la acompañaba muchas veces, sobre todo al principio. Empecé a enterarme un poco de qué se hacía y decía en esas iglesias. Yo era muy respetuoso y ella me decía “tú no eres ateo sino agnóstico, tu padre sí es ateo, rechaza y niega, pero tú no”. Y yo me lo creía. Empecé a conocer gente católica, jesuitas, muy maja y ‘progresista’ a través de cursos de postgrado y talleres de psicología de corte humanista: Rogers, gestalt, bioenergética, conciencia sensorial, dinámicas de grupo, psicología dinámica, eneagrama. Pero la religión no asomaba por ningún lado. No había diferencia entre los católicos o no. Nadie sabía que yo no era creyente pero tampoco era necesario ocultarlo, simplemente el tema no aparecía. En una dinámica de grupo conocí a un tío que me cayó de maravilla, y resultó que era cura. Yo no le veía lo de cura por ningún lado. Para mí fue mi primer y mejor amigo durante cierto tiempo, luego le perdería la pista. Hasta estuve a punto de colaborar con una ONG de su orden. Leía mucho sobre crecimiento personal, y entre otros Tony de Melo, un jesuita budista. Fue mi primer acercamiento a este mundo ‘espiritual’ y fue muy liberador para mí. Yo no lo llamaba espiritual, para mí era psicológico, emocional, corporal, mental, sin más. No necesitaba añadirle ninguna etiqueta más. Me quedaba con lo importante, lo que me ayudaba a crecer como persona. Y eso fue lo que me llevó a continuar con terapias, cursos y talleres en CIPARH y la EMTG.

Primero fueron terapias, individuales y de grupo. Luego vino el Fischer. Y ahí apareció la cuarta dimensión: corporal, emocional, mental y espiritual. “¿Cómo será eso?”, “¿Qué hago?”, “No sé cómo abordarlo”, “Bueno, ya veremos”. Luego hice la formación. El básico fue cojonudo; hay un antes y un después. Me encantó un taller con Enrique que acabamos con la mano derecha sobre el corazón y la izquierda sujetándonos los cojones/coño: “sacralizar y desacralizar”. “¿Hay algo sagrado?”. Y empecé con el Proto y los SAT, donde entré en contacto con la meditación y el budismo, además de todo lo terapéutico y análisis del carácter. La meditación fue un descubrimiento que intentaría seguir malamente durante el resto del año. El budismo era una curiosidad muy interesante, una religión sin dios, una filosofía humanista. Aunque había algunas cosas excesivamente esotéricas, las pasaba por alto. A mí también me habían gustado el ‘Siddharta’ de Herman Hesse y ‘El Alquimista’ de Paulo Coelho. Un camino de autoliberación y crecimiento personal, eso es lo que yo deseaba. Y la formación era para mí ese camino, el camino de ser persona. Como decía Paco, “ser terapeuta es ser persona”. Ese es el camino que yo deseaba, ser persona en todos los sentidos.

Poco a poco el aspecto espiritual empezó a tomar más espacio en los distintos talleres y cursos, formación, SAT, integrativa. Y yo dejándome estar ahí, con mis limitaciones. Me sentía limitado y me aceptaba limitado, con la esperanza de que algún día... En Gestalt Transpersonal, lo transpersonal era el continuum atencional, el aquí y ahora, lo que hay. ¡Esto me suena!. Más tarde me diría un catedrático de filosofía que el ‘espíritu’ es el ‘nosotros’: ¡ya!, así sí lo entiendo. Juanjo decía que en lo espiritual, los que no creemos en dios lo tenemos más jodido, el dios de los creyentes es una buena muleta. ¡Hay que joderse! Ahí empecé a sentirme diferente y ¿menos?. ¿Me faltaba algo? Me siento un bicho raro en este mundo hecho de creyentes y para creyentes. En el SAT-IV se lo consulté a Claudio. Esta sensación incómoda de ser un no creyente en la 'corte espiritual'. De no saber cómo abordar lo espiritual desde mi no creencia. Lo espiritual de que hablaban otros me sonaba a chino. Claudio me dijo: “meditación”, “meditación”, y más “meditación”. Y lo intento, pero la voluntad me traiciona.

Y por qué llamarlo espiritual cuando queremos decir yo, tú, nosotros, todo. Algo más grande. ¡Pues claro!, todo es más grande, y yo me considero parte de ese todo. Devoción. Intuición. Rendición. Emoción. Y por qué no ahorrarse un paso y quedarnos con eso, el continuum atencional, el aquí y ahora. Y no será la transcendencia un cierto tipo de narcisismo, el vehículo motor del ego para transcenderse a sí mismo. El camino es desear lo que hay. Yo sigo en la falta, en la neurosis, deseando lo que no hay. Y ante esa falta me anestesio, me muero. En cambio vivo y me muevo con lo que hay cuando solo estoy ahí y entonces, o sea aquí y ahora.

En fin, vivo, a veces, estos ámbitos con un exceso de esoterismo, magia, misterio. Y no niego el misterio, creo que siempre quedará algún misterio por descubrir, por explicar, aunque solo sea porque somos limitados. Con respecto a esto último, lo inexplicable científicamente, si algo funciona y es útil, aunque no tenga explicación, por qué negarlo, es lo que hay, intentemos entenderlo, y no le pongamos una etiqueta grandilocuente que para lo que sirve es para tapar nuestra ignorancia y narcisismo.

Espero, mejor dicho deseo, con esto no caer en un “nihilismo de pacotilla” como diría Juanjo. Sino que me gustaría aproximarme a ser un “buscador de la verdad” como nos invita Claudio.

(Publicado en el Boletín de Graduados Nº9, de la Escuela Madrileña de Terapia Gestalt)

lunes, 27 de septiembre de 2010

Creatividad: caminando por la Garganta

El valle se abre en otro valle,
El sol baña los árboles,
Me siento parte de este todo.

En el horizonte se pierden las nubes,
Tras los pinos se aparecen,
Nacer y morir, todo es uno.

El viento se escucha en las hojas,
En los árboles cercanos y lejanos,
Todo pasa, nada queda.

sábado, 6 de junio de 1998

Diario Intensivo

Meditación:

Durante las instrucciones el hecho de escuchar que íbamos a escribir lo que sentiríamos me ha dado un vuelco en el corazón. Luego durante la escucha de la historia del agua turbia y clara, he visualizado casi todo perfectamente la historia pero ha habido momento de evasión, sueño y he perdido un poco el final cuando en la historia me veo reflejado en el agua profunda y aparece mi ser profundo.

Mi presente:

Mi presente es un período en el que estoy viviendo una relación de amor, con Cr, he encontrado a Cr; en el que vivo una relación de pareja un poco especial, con dudas por su parte; incómodo yo por no tener casa.
Mi presente es un tiempo de dudas, miedos de pérdida, ilusión, desfogue amoroso, desahogo sensual, sentimental y afectivo.
El comienzo de mi presente ocurre el puente de agosto de 1997 cuando conocí a Cr en la excursión a Saja. 
Personas de mi presente son sobre todo Cr que es la mujer de la que me he enamorado y en quién pienso casi permanentemente.
Mi cuerpo ha recuperado su sexualidad, estoy muy bien, sano, más deportivo, sigo con la natación aunque no vaya siempre. Y mis relaciones sexuales son placenteras, me encuentro muy bien con mi cuerpo, me gusta, me gusta que me vea. 
Las obras en que he invertido parte de mi han sido conquistar a Cr fundamentalmente, búsqueda de piso aun  sin encontrar, búsqueda y compra del coche.
Los colectivos con los que me siento implicado afectivamente son 
Los acontecimiento que más me han marcado en estos momentos han sido la ruptura con Cr de semana santa, me he vuelto a sentir muy solo; la medio reconciliación después del puente del primero de mayo. También el haber pasado el fin de año con Cr en Francia, conocer a su familia, hermana...
Lo positivo en mi presente es la sensación de que Cr me quiere y siento que está vibrando por mí y se siente muy a gusto conmigo y yo puedo expresarle mi amor.

El pozo:

Es el pozo que vi en el desierto en Marruecos también vi el pozo de mis abuelos y descendí por un pozo estrecho de ladrillo. Antes de meterme en el pozo me balanceé desde arriba y tuve un poco de vértigo. Descendí y en el fondo se ensanchaba; era oscuro, de piedra como en los cañones de Guara, frío, no me llegué a meter en el agua, era oscura pero clara, transparente, limpia,

-:

Me percibo a nivel de valores, ideales, un poco desorientado, creo en la igualdad de los hombres, en que todos merecen lo mismo, en la libertad personal pero me desagrada la ignorancia y la intolerancia y el desprecio.

Hitos de mi vida:

Nací 
y luego fui a la maternelle 
y luego a la escuela du Globe donde estuve el segundo año enfermo y repetí ese curso (sanatorio de Marseille) 
y luego fui al liceo (CES) 
y luego a los trece años me vine a España donde estudié en el colegio, 
empecé a trabajar a los quince años en AGP de botones, 
en quinto entré en contacto con grupos de comisiones juveniles, 
y luego me fui otra vez a Francia, en el Liceo Español, 
empecé la facultad francesa, 
el segundo año conocí a Plr en el Liceo. 
Volví a España para estudiar físicas a los 20 años. 
Empecé a vivir solo en el piso.
Volvieron mis padres y empecé a prepararme para entrar en Telefónica.
Aprobé para Telefónica y me fui a Barcelona, 
y luego fui a la mili en Melilla.
Volví a Barcelona, conocí a Mr.
Me trasladé a Madrid para estudiar psicología 82.
Conocí a Sbl en el 82. 
Se fueron mis padres y me dejaron el piso. 
Alquilé el piso de virtudes.
Compré el piso de SS.
Conocí el IIDP.
Me trasladé a Alco CIMT.
Compré la parcela, vendí el piso de SS y alquilé el de Alco.
Me trasladé a Buitr.
Me quemé los pies.
Alquilé el piso de jaen.
Hice la dinámica del Escorial.
Conocí a Paco, Rosa,
Conocí a Mlgrs.
Conocí a Vctr.
Me fui de la c/jaen.
Conocí a Cr.

El baúl de mis recuerdos:

En la maternelle recuerdo las siestas en hamacas en habitaciones grandes y oscuras por las cortinas echadas; el comedor con comida que no me sentaba bien, tenía molestias del estómago; en el recreo, la cour, con sus mosaicos y fuentes de agua, jardines, gravilla y la puerta principal del edificio desde la cour en un rincón, era grande. Un día mi primo Arsn con sus amigos me perseguían, yo huía y me refugiaba no sé muy bien en quién, supongo que en las maestras.
Recuerdo la maison de repos de Marseille; era una casa grande, se entraba desde fuera por un jardín y un paso de gravilla, a la izquierda tenía un anexo que era donde hacíamos prácticas, talleres, trabajos manuales, era como un invernadero.
En l'ecole du Globe recuerdo las clases, la cour, los servicios, el comedor al fondo, la cour de la chicas separada por un muro y puerta grande. Nos alineábamos al final del recreo para ir a clase. Un día de lluvia, había charcos y al llegar a la fila pise adrede un charco y sin querer salpiqué de agua sucia a la maestra; se llamaba Mne Thibaud después de hacerse casado. Al llegar a clase me llamó y me subió al estrado y me dio una bofetada. Sentí la bofetada como una venganza por su parte por haberle manchado el vestido, y también la sentí como si me la diese con rencor, como si me tuviese manía. Yo me resigné  pero desde ese momento creo que perdió todo mi respeto y valor.
Recuerdo con agrado mi profesor negro de CM2, nos daba capones con los nudillos en la cabeza. Recuerdo que un día de visita de alguien me preguntó a mi por el año de la revolución francesa, la toma de la Bastille y contesté bien. También el día que decidió la profe de música darme el premio de música. El primero de la clase era Didier Sainjame y a él no quiso dárselo.
Recuerdo que este chico vivía cerca de Saint-Denis e iba los domingos a la catequesis, yo no iba. 
recuerdo mi barrio, la rue du Soleil, la ru de Regnières, mi amigo Daniel.

Encrucijadas - lista:

Cuando mis padres se fueron a Francia 1956
Cuando mis padres volvieron a España Madrid 1968
Cuando volví con mis padres a Francia 1973
Cuando dejé la universidad francesa 1974
Cuando volví yo solo a España 1975
Cuando aprobé y entré en Telefónica 1978 y me fui a Barcelona
Cuando volví desde Barcelona a Madrid 1982
Cuando me decidí por Sbl y no por Cndl 1983
Cuando me influyó Sbl para hacer clínica en vez de industrial o social 1987
El no haberme preparado para técnico en los años 1982-19
El haberme ido a Buitrago 1991

El hecho de haber hecho clínica en vez de social tiene alguna posibilidad de replantearse. En principio parece posible el realizar la especialidad de social o industrial. El posible aunque veo varios inconvenientes ahora, de qué me serviría, y tengo muchos años para volver a la universidad, me encontraría bastante desplazado, aunque lo puedo hacer por UNED, pero me supondría trabajo, esfuerzo, horas de estudio y luego para qué, ¿sería de utilidad para mí?

Meditación - En contacto con el fuir de la vida:

Se me iba la mente; me evadía de la historia que estaba contando; me venía el sueño; me venían imágenes sueltas que ahora no recuerdo; no me acuerdo de la historia; sí recuerdo que era bastante abstracta, simbólica, metafórica; y me venían imágenes sueltas de mi situación actual, Cr, trabajo, padres, el seminario, la declaración de la renta, el coche que voy a comprar.

Diálogo con personas:

- Lista: padre, madre, Cr, Sbl, Armando, Pilar, Rosa, Francisco.

- Es una relación con mucho deseo, pasional, insegura, dudosa.
- Hitos de ella: Nací, tuve una infancia en la cual no contaban conmigo, no fuí considerada en mi familia, no contaban conmigo, mis opiniones no eran tenido en cuenta, mi hermana era más bella e inteligente, a mi hermano le maltrataron, se tuvo que ir de casa muy joven, apenas tuve relación con mi padre, con mi madre tengo mucha confianza y con mi hermana también, me padre se impone mucho a mi madre, mi madres es muy sumisa y mi padre autoritario.

Diálogo:

- Me gustaría contarte mis sentimientos más profundos que tengo hacia ti, mis dudas también, y preguntarte acerca de los tuyos, tus sentimientos y tus sudas. Crees que te quiero demasiado, no lo sé pero sé que te quiero mucho, te necesito, pero te siento contradictoria y eso me hace tambalearme, sentirme inseguro, necesito saber que sientes, pero también tengo miedo de no ser correspondido.
. Mira, soy un mar de dudas, tengo muchas dudas, por una parte te quiero mucho y me siento muy bien contigo y quiero estar contigo algunas veces pero no quiero que te acostumbres, porque no sé si eres el hombre de mi vida, tienes muchos más años que yo, eres poco expresivo como yo, necesito una persona á abierta, no aguanto los silencios, quiero vivir mi vida, leer, estar en mi casa, hacer mis cosas. Te quiero pero no quiero que te hagas ilusiones y no sé si seguiré contigo mucho tiempo.
- Tampoco quiero depender de ti, ni que dependas de mí. Noto que me quieres mucho pero que tienes muchas comeduras de coco, tienes muchas racionalizaciones. Y hay una ambivalencia entre lo que sientes y lo que piensas. Solo necesito que no me des una de cal y otra de arena y no quiero jugar a que nos demos caña mutuamente. solo quiero estar seguro de tus sentimientos hacia mí, para que me dé un poco de sosiego y paz y hacer un poco más caso a mi vida y no estar tan pendiente de ti. Quizás no me platee el futuro. No sé que será de m´dentro de unos años, si me casaré, tendré hijos o no. Ahora mismo me da igual.
. Bueno yo sí me lo planteo y quiero caasrme y tener hijos pero no ahora. Encontraré un hombre que será el hombre de mi vida y tendré hijos aunque me da miedo y no sé si estoy preparada para educar. Además tengo miedo a la convivencia.

Diálogo con mi cuerpo:

Lista de experiencias concretas con mi cuerpo fechables, placenteras, penosas, ..
Tres o cuatro chicas en colonie de vacances me dicen que soy un chico guapo, tenía doce años.
Siempre me consideré pequeño, débil y poco fuerte.
Me relación de cama con Sbl me hizo apreciar mi cuerpo. Me volví casi exhibicionista, 1983...
Mlgrs no le gustaba mi barba de un día, le picaba mucho la barbilla, 1995.
A Cr le encanta mi barba de un día, 1998.
El Taichi me ha hecho que pudiera expresarme mejor en expresión corporal, 1995.
En la mili me abandoné un poco, la barba, los dientes,
con la natación he desarrollado un poco de musculatura, que me faltaba y sobre todo en el pecho, 1997-1998.
Mi relación con mi cuerpo es de total complicidad. Me encanta. Estoy totalmente identificado con él, soy yo y él es mí. He llegado a un punto en que no veo en él ningún defecto. Sólo hay una cosas que he estado desatendiendo y me molesta, son mis dientes incisivos, que debería haber ido al dentista, porque se me está quitando lo que me puso hace años y también la muela que tengo mal y con una funda. Por lo demás muy bien. Bueno también las hemorroides que me han salido quizás a causa de los esfuerzos por el estreñimiento y por limpiarme demasiado. Me encanta mis manos, pies, cara, ... Bueno también me duelen de vez en cuando algunas articulaciones.

- Hola cuerpo ¿cómo estás? estoy contento de ti y aprecio mucho aunque sé que en el pasado no te he valorado en algunos aspectos, como puede ser tu estatura.
. Bueno, me gusta oírte decir eso, me gusta que me aprecies y estés orgulloso de mí, pero quizás has tenido suerte conmigo, no te has preocupado mucho de mí, te han venido las cosas dadas y soy como soy más que por ti por las circunstancias externas.
- Tienes razón en algunos aspectos pero te he cuidado mucho, siempre me ha gustado verte bien, que no sufras, me ha importado tu estética, y aunque no he sido antes partidario del deporte ni de la musculatura, y esto te ha venido bien para mantenerte creo, ahora sí que te hago trabajar un poco en la natación y te han salido algunos músculos que antes no tenías.
. Bueno pero, por ejemplo, debería llevarme al dentista y que me arreglara lo de la muela con la funda y que me mirase los incisivos de arriba.
- Sí tienes razón, pero es que el dentista de siempre ya no me merece toda la confianza que tenía en él. Y no conozco ninguno de confianza. Voy a tener que arriesgarme a ir a otro o volver con este a ver que tal.

Diálogo con mis obras:

Lista de obras:
Mi desarrollo intelectual: mis estudios.
Mi desarrollo personal: mi labor de crecimiento personal, maduración, encuentro conmigo mismo.
Mis figuras de barro.
Mi trabajo en el trabajo.

El osito:

- Hola F, que tal, cómo estás, estás a gusto contigo mismo, crees que he conseguido algo de lo que me he empeñado en ti. Quizá un poco tarde ¿no?
. Sí, pero más vales tarde que nunca y menos mal que has vuelto a tomar manos a la obra y estás otra vez trabajándome. Ha tenido que tener un revés para volver a reemprenderme.
- Sí, bueno, la verdad es que me había engañado, creía que estabas bastante bien y no necesitabas más elaboraciones forzadas, y que con el tiempo y la experiencia podías desenvolverte en las pequeñas cosas que te iría surgiendo en la vida. Pero ya he visto que al primer revés he tenido que ponerme manos a la obra otra vez.
. Sí, porque lo necesitaba. Creo que incluso tú no estabas convencido de que estaba bien.

Hitos en mi obra F:

Te he empezado tarde, muy tarde.
He desviado incluso mis fuerzas hacia otra obra antes que a ti.
Cuando te he empezado incluso he dado algún rodeo y no te he afrontado de lleno.
Cuando por fin te empecé plenamente, te abandoné antes de tiempo.
Aunque te he ido complementando con retoques aquí y allá.
Últmamente te he vuelto a prestar atención.
Quiero seguir trabajándote.

Un sueño:

Quedo con un amigo para salir y decidimos ir a casa de otro amigo, la casa está en un suburbio, es antigua y vieja, la puerta es vieja, llamamos al timbre, nos abre, entro yo primero le doy la mano, entra el otro, se besan, el interior es oscuro y sucio, llego al salón donde hay gente reunida y sentada en el suelo, están hablando y no se dan cuenta de que llego, saludo pero no me contestan, cuando entran los otros dos los demás se dan cuenta y nos saludan, nos sentamos con ellos, están tomando una bibida muy brillante y bonita en copas muy bonitas, la bebida es fresca, vital, luminosa, la habitación es oscura y sucia, la gente está hablando de cosas trascendentes.

- Título: Proyectos en la oscuridad.
- Estoy yo, mi amigo, el amigo dueño de la casa, los demás, la habitación oscura y sucia, el líquido brillante en la bonita copa.
- Me disgusta la suciedad de la casa, me incomoda sentarme en el suelo sucio, todo está pringoso, me voy a ensuciar, casi a contaminar.
- Me encanta el líquido, la bebida brillante, reluciente, luminosa; da vida, luz, frescura. La copa está limpia, transparente, da gusto coger,a y beber en ella. Es un gran contraste entre la copa con el líquido y la habitación sucia.
- ¿Qué significa esa suciedad, oscuridad de la habitación?
La copa con el líquido ¿qué me quieres decir?
A los demás ¿cómo hacéis para no verme al entrar en la habitación y no saludarme?
Al dueño de la casa ¿Tienes alguna relación especial con mi amigo; por qué aparece en el sueño?
- La habitación sucia: Eres sucia, no me gustas, eres pegajosa, pringas, no te quiero, por qué no te limpian, no puedo sentarme en el suelo, busco cojines para poder sentarme.
. No es culpa mía, no me limpia.

Sabiduría personal:

Hitos de mi itinerario espiritual:

De niño no existía nada transpersonal.
De adolescente veía el mundo materialista todo viene de la materia, todo tiene su explicación.
Los demás creen en un dios porque así les han educado desde pequeño, se lo han inventado en su mente, como los reyes magos o papa noël, te inventas algo para explicarte lo que no entiendes.
Creo en la humanidad en progreso y que los poderosos tienen amarrados, aprisionados, alienados a los pueblos por medio de ideas, miedos, creencias asumidas por estos.
Creo en las ciencias sociales y psicológicas como recursos para la liberación de los hombres, de cada hombre  creo en la liberación individual, a través del desarrollo personal, en masa.
Siento la falta de un apoyo transcendental que me ayude a vivir y relacionarme conmigo mismo y los demás.
Siento que le quito demasiada importancia a los acontecimientos, personas y cosas,
Pierdo la fe en conseguir la liberación de los hombres.
Y gano la fe en conseguir la propia autoliberación.
Creo en la humanidad, en todo lo que aportan de auténtico los hombres de distintas culturas, y lo valoro en cuanto sirve para sus autoliberalizaciones.
Mi contacto con las filosofías orientales, Taichi.

Figuras sapienciales:

Padre
Albert Einstein
Engels
Roger Garaudy
Robert Havemann
Erich Fromm
Junoy
Eyes
Toni de Melo
Antonio Guijarro
El Tao

Diálogo con Antonio Guijarro:

- Me gustaría que nos siguiéramos transmitiendo tu sabiduría de la vida pero en otro contexto y que supieras expresarte mejor y más claro.
. Bueno, esta es mi filosofía de la vida, que cada uno se saque su propia filosofía, yo os puedo dar las claves y técnicas para mejor relacionaros como queréis  clarificaros en lo que queréis, daros cuenta de la realidad y que sepáis las consecuencias de vuestras actitudes y conductas.
- Sí, la verdad es que tienes razón, pero hecho en falta hablar más contigo de lo que piensas del mundo, conocer más tu sabiduría. Tengo la sensación de que conecto con tu forma de ver las cosas, pero me gustaría aprender de tu interés por los demás y las cosas.
. Escúchate a tí mismo, préstate atención, es un primer paso, toma interés por tus cosas, necesidades, deseos, escúchalos, ¿que te dicen?
- Yo creo que pienso en mí, quizás tengas razón pienso demasiado en mí pero quizas no me escucho, estoy demasiado pendiente de mi pero en relación con lo que puedan pensar otros.
. No te juzgues, no te valores, te aceptas lo bueno pero ¿y lo malo?. Sigues pensando en que tienes cosas malas.
- Sí, pero son las cosas que quiero cambiar, son las cosas que me quiero trabajar.

Mi presente abierto al futuro:

¿Qué ha significado para mí este taller del Diario intensivo de Progoff?
Bueno, primero perder le un poco el miedo a la escritura. He escrito cosas, alguna, que me han sorprendido. No sé si seguiré con el diario, o lo empezaré uno nuevo pero me apetecería seguir escribiendo y también que me salieran mejores cosas de mí, más claras, más identificativas. Espero que me sirva para complementar mis otros ejercicios, tratamientos, y cursos y a ver si salen cosas nuevas.

viernes, 27 de mayo de 1994

Conciencia sensorial

Me elegiste tú al principio, a mi me cuesta elegir. Cuando me elegiste acepté de buen gusto. Me agradaste y me pareciste cercana.
Al principio del ejercicio cuando te fuiste acercando empecé a sentirme algo incómodo y como que no tenía todavía la suficiente confianza como para acercarme mucho y sobre todo elucubraba bastante estando los dos frente a frente.
Tienes unos ojos muy llamativos y por una parte me atraen pero por otra me dan miedo.
Durante el ejercicio me ha funcionado más la consciencia intelectual que la sensorial, por lo menos al principio.
Poco a poco me fui sintiendo más cómodo, con más confianza y me fui acercando algo más.
Me cuesta mucho acercarme al principio.
Noté en ti que cuando me alejaba, la primera vez, volviste a acercarte pero la segunda también te separaste. Pienso que era por mi alejamiento.
Quizás tu tenías desde el principio un sentimiento de acercamiento más fuerte. Yo iba predispuesto a acercarme, pero en el ejercicio era como si necesitaba más tiempo para sentir.
Cuando nos abrazamos no pude evitar darte un beso, espero que te agradara.

Sensaciones en los primeros ejercicios:
Me ha costado ir muy despacio, más que nada por el equilibrio y porque algunos músculos se me ponían a temblar. Creo que lo que menos "bien" me ha salido han sido los ejercicios de júbilo, alegría, gritos.

Veo una naranja, no es redonda del todo sino que tiene una hendidura en un lado, además tiene una mancha irregular como si le hubiese salpicado un líquido que la manchó. Parece rugosa, tiene muchos poros. Refleja la luz de la ventana, es en ese reflejo donde se ven más los poros. Se ve de refilón la parte donde iba el rabillo con su hendidura apenas perceptible. En otro lado aparece una raya, del mismo color que la mancha y dos cráteres en otro lado.
Es voluminosa  no me cabe en las dos manos. Es bastante irregular, no redonda, le sobresale un abultamiento en la zona del "culo". El "culo" tiene un perímetro algo afilado y la "boca" tiene una hendidura muy pronunciada y otras menos. No es muy dura.
Es muy irregular, casi fea, tiene como un rozamiento en un lado. Y muchas manchas. En la zona del "culo" es más lisa y en la zona de la "boca" es mucho más rugosa y porosa.
Al marcarte, has pasado a ser mía. Me gustas con lo bueno y "malo". Bueno, no hay nada malo solo lo que consideramos que no es como debería ser. Pero la verdad eres buena, encierras vitalidad, energía, experiencia. Me costaba imaginar todo tu proceso desde el árbol hasta caer en mis manos. No conseguía ver mi marca, estando tú en el árbol  pero al final del proceso, de tu viaje imaginario, te pude imaginar y ver con mi marca en el árbol  La verdad es que te quiero, te he tomado cariño. No eres una más del montón y me gustaría recuperarte. Todo esto me suena a posesión.
Es un sentimiento de posesión lo que me une a ti. Has pasado por muchas manos anónimas y nadie te ha querido como yo.

sábado, 3 de abril de 1993

Dinámica de grupo

Grupo:

Rosa María (Rosi): Valiente, cariñosa, alegre, lanzada, pequeña, regordeta, pelo corto.
Cristina: Dura, frágil, jovencita, rivaliza, lentilla, nariz porreta, pelo moreno largo.
Elisa: Paz interior, introspección, calme, morena, fina, pelo melenita lisa, busca su guía espiritual, monja?
Raúl: Increible, un tío completo, con sus debilidades, ayuda, moreno, narizotas, gafas, barba cerrada, marianista, fraile.
Inmaculada: Cariñosa, sevillana, rubia, sonrisa, alegre, a la que todos van a contar sus cosas.
Jesús: Distorsionador del grupo, con complejos, dudas, alto, casi calvo, bromista, irónico, sarcástico.
Dorita: Casada, madura, gamberra, liberal pero dada a su marido, pelo teñido de rojizo, figura guapa.
Juan: El amigo atormentado por su conflicto con su mujer, el compañero, siempre se dirigía a uno, muchas arrugas en la cara, director de empresa.
María Luisa: Mayor, cincuenta y tantos, fuerte, con muchos años y vivencias, problemas de pequeña con su padre, le quería pobre hombre, su madre de carácter impositiva, melena corta canosa,gafas, monja de barrio en Vallecas.

Los demás:

Herminia: Pequeñita, cuarenta y tantos años, delgadita, no nos despedimos, no hablamos, pelo castaño rojizo.
Basilio: Pequeño, calvo, dicharachero, taxista, apenas hablamos.
Pedro: Moreno, fuerte, decían el peleón en el grupo, apenas hablamos.
Juan Antonio: Grande, alto, voz fuerte profunda.
Gonzalo: Cura franciscano, grande, fuerte, gafas, hablaba mucho con Ana María.
José (Pepe): Apenas hablé con él, él nunca se dirigió a mí, alto, pelo claro, ojos claros, piel blanca.
Esperanza: Señora mayor de pelo blanco que se quiso ir, no hablaba nada.
Crista: Joven chica, habla muy poco, pelo rubio, ojos claros, cara joven de niña, habla hajito.
José Antonio: Estudia para cura en Comillas, me dirigí varias veces a él, no me hacía ni puto caso, estatura media, pelo castaño normal, jersey azul gris.
Felix: Bonacón, tímido, gordo, poco hablador, el primer día le indiqué donde íbamos y qué íbamos a hacer.
Nieves: Mujer de pelo en lanas rubia, regordeta, peto, muy habladora, que se habí tirado a muchos, creo que me fue ella la persona extraña que me dio una moneda.
María del Mar (Mar): De mi estatura, delgada, de melena lisa, gafas, chandal, casada, no habló apenas conmigo.
Ana Rosa: Chica con la que hice la urna, regordeta, rubia, ojos claros, pelo recogido, piel blanca, cuando habla y sonríe se le ven los dientes de abajo, se corta, me abordó alguna vez, creo que sintió que no le correspondí.
Rosa: Sevillana, rubia, ojos claros, grandota, intérprete, simpática.
Juana (Juani): Pequeña, guapa, pelo castaño, cuerpecito, enamorada de su ex-marido que la dejó por otra, superado, fuerte.
Marisa: Mujer de pelo castaño rojizo de 40-50 años, piel blanca, pequeña, nariz grande.
Fernando: Cura, estudia en Comillas, dio la misa.

Impactantes:

Ana María: Ojos negros, sonrisa, acogedora, preciosa, óntima, alta, monja en Horcasitas clases de literatura y religión a chicos de 12-14 años, pelo negro rizado, hizo psicología en Somosaguas y Valencia, cursillo en Icade ahora, marianista.
Francisco: Cura, barba, delgado, lo elegí al principio, con su furgoneta opel, mucha actividad, casi hippie.

Singulares:

Ana Isabel: La lider, rubia, organizadora, hablamos poco, superficial, salía por la noche.
Angeles: Vida, cuerpo, cuerpazo, morena, desinhibida corporalmente.
Fernando: Encargado de su empresa en Vigo, normal, estatura media, todo medio.
Montserrat: Ojos azules claros, sonrisa, hablé bastante con ella, iba mucho con Ana María, pelo recogido, camisa blanca con volantes, chaquetilla lana.

No recuerdo:

María: Mujer, gafas, pequeña, pelo claro, que se puso a mi izquierda en el ejercicio del poder.
Estrella: pequeña, gafas, pelo castaño rizado con coleta.
: Mujer delgada, piel morena, gafas grandes, pelo corto, estaba en la habitación anterior a la mía, en chándal y camisetas, no hablaba apenas.
: Chica rubia de ojos grandes pintados de negro y labios gruesos pintados, me habló el viernes noche al llegar por la noche.
Carmen: Gallega, pequeña, gorda, sentí como amenazante.
María Jesús: Valladolid.

Mi rol:

El compañero que pasa desapercibido.
Me exige y permite: no enfrentarme, ser amable, no mostrarme.
Me siento: poca cosa, tímido.

El Escorial.

lunes, 5 de junio de 1989

Dinámica



. Creía que este curso iba a ser la panacea. Que iba a madurar, relacionarme mejor.
. Pienso que todo es un proceso. Tengo que hacer un esfuerzo.
. Creo que he hecho algún esfuerzo por superar pero todavía me queda mucho.
. Deseo seguir adelante, abrirme más a los demás, escuchar, estar menos metido en mí y estar más atento a lo que me rodea.
. Creo que el trato con otras personas hace ver las cosas mucho mejor y la posibilidad de evolucionar.
. Me veo con posibilidades de cambiar.